19 feb. 2015

Anyway

En fin, siempre hay ciclos que debemos cerrar, o tal vez dejarlos medio abiertos por si alguien interesante desease reabrirlo... este blog ya fue, y fue lo que tuvo que ser, un espacio para mis ideas de todo tipo, desde mis gustos hasta mis actividades profesionales, un espacio de opinión grotesca desfundamentada que no iban para ningún lado, inclusive una muestra del cambio que se necesitó hacer. Es mi tercer blog, el menos constante y más inmaduro de todos, nunca pude alcanzar el cuasi éxito de mi msn space allá por el año 2000, ni tampoco concretar las ideas tanto como en mi primer y ya extinto blog. Sin embargo sirvió para darme cuenta de que soy una persona de contrastes, que puedo hacer las cosas bien pero las hago mal, que puedo ir más allá pero prefiero quedarme aquí, y que para poder emplear estas dos características bifacéticas debo dividirme... Así fue como nació el alter ego que conocen y que posteriormente se suicidó. *plop*... En esta nueva versión de mi, la que tiene una licenciatura y sabe mucho, vamos a explotar al máximo lo aprendido durante todo este tiempo, creo que hemos llegado a un nivel de madurez intelectual (nunca emocional), del que habremos de sacar provecho. Dejo este blog para situaciones personales, graves y obscuras y me dedicaré a un nuevo blog en la parte intelectual y académica. Para los interesados en las ciencias forenses, la investigación criminológica y el derecho penal, presento El necroforense blog. 
Para quienes aún quieran leer las tormentosas ideas góticas que de vez en cuando me llegan, se quedan en este su muy patético blog.