7 oct. 2013

Te dejé de ver

Y cuando llegué a verla, la música era la única que seguía ahí, resonando con ecos vacíos que me reafirmaban su ausencia, que perturbaban mi calma, pero fue hasta que decidí partir, que estas notas melancólicas hicieron de consuelo para mi eterno, enfermo y encendido corazón...